Se ha documentado que la mayor incidencia de alergias presentes en mascotas es por picadura de pulga, con el subsecuente cuadro de prurito y dermatitis.

Existe mucha información con respecto a la alimentación comercial de perros y gatos y su relación con la presencia de alergias. No siempre toda la información es comprobable y en general se observa una gran confusión acerca de este tema.

Es muy importante mencionar que las reacciones adversas al alimento no siempre son el resultado de alergias; también pueden ser causadas por intoxicaciones o intolerancia al alimento o alguno de sus ingredientes. La característica principal de las alergias es que involucran reacciones inmunológicas mientras que las intoxicaciones o intolerancias no.

Las alergias pueden presentarse con signología gastrointestinal (vómito y diarrea) o cutánea (dermatitis y prurito cutáneo); también su presentación puede ser de corto, mediano o largo plazo y muchos de estos signos (gastrointestinales o cutáneos) pueden ser causados también por parásitos (picadura de pulga),infecciones intestinales o sistémicas (Salmonella o Shigella) o enfermedades metabólicas (Diabetes mellitus).

Adicionalmente muchos de los signos intestinales pueden ser causados por un mal manejo de la alimentación del animal (cambio brusco de productos o sobrealimentación), por características específicas de la mascota (razas grandes y gigantes tienden a presentar heces menos formadas y más húmedas que las razas pequeñas), también el medio ambiente puede contribuir a la presentación de problemas de este tipo (stress), finalmente un alimento mal formulado (con exceso de fibra) o mal elaborado (baja cocción de almidones) contribuye a presentar signos gastrointestinales parecidos a los vistos en alergias.

Se ha documentado que la mayor incidencia de alergias
presentes en mascotas es por picadura de pulga, con el
subsecuente cuadro de prurito y dermatitis. También se
tiene documentado que el 97% de las alergias presenta
cuadros dérmicos y entre el 10% y 15% presenta cuadros
gastrointestinales.

Los mayores alérgenos para los perros son los lácteos, la
res y el trigo, mientras que en gatos son los lácteos, la res y el pescado. Por sorprendente que parezca en esa lista no aparecen como protagonistas importantes ni la soya ni el maíz ni el pollo. Como mencioné al principio de esta colaboración existe mucha confusión en la industria del pet food acerca de este tema.

La FALCPA (Food Allergen Labeling and Consumer Protect Act), establece cuales son los principales alérgenos para humanos y menciona que existen más de 160 aunque 90% de las alergias son causadas únicamente por 8 alimentos: leche, huevo, cacahuates, nueces, pescado, camarones, trigo y soya.

Otro punto complicado para un buen diagnóstico es que
tanto perros como gatos presentan hasta entre un 48% y
50% alergias a más de un ingrediente a la vez.

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 20:00