Muchas mascotas prefieren los alimentos húmedos sobre los secos por presentar texturas similares a la carne y ser de fácil ingesta o masticación. Como contra parte, pueden ser más complicados de ofrecer, suelen encontrarse menos disponibles en el mercado, casi siempre son más costosos y pueden no ser del agrado de algunos dueños por generar más desorden al ser ingeridos. Las croquetas blandas combinan los beneficios de los alimentos húmedos, con la facilidad, disponibilidad y practicidad de los alimentos secos.

Las croquetas blandas o semi húmedas hacen referencia a croquetas secas con una textura suave, elástica y con mayor porcentaje de humedad si se compara con los alimentos secos tradicionales. Son un intermedio entre el alimento seco y el alimento húmedo o en salsa. En el
mercado se pueden encontrar alimentos con solo croquetas blandas o en combinación con alimentos secos.

Cada día son más los fabricantes que incorporan este tipo de innovación en sus fórmulas, ya que muchas mascotas los prefieren y se elabora en la misma línea de producción que los alimentos secos.

Para la elaboración de las croquetas blandas, es necesaria la incorporación de aditivos que aporten plasticidad, propiedades humectantes, agentes emulsificantes, texturizantes y palatantes. El proceso de elaboración comprende variables que tienen por finalidad lograr la alta gelatinización y expansión de los almidones, la retención de humedad (15-17%) y cuidado de la integridad de la croqueta. El éxito radica en gran parte en lograr mantener las croquetas blandas estables en el tiempo, aun si se mezclan con alimento seco. El producto final logra mayor humedad a una Aw baja (0.65) gracias a la inclusión de humectantes. Estos ayudan a mantener este valor bajo, ayudando a conservar el alimento libre de crecimientos microbianos y con una vida de anaquel larga.

Al lograr un incremento de humedad estable en estas croquetas, se permite recuperar materia, que se verá reflejado en términos económicos.

La palatabilidad y aceptabilidad se incrementan notoriamente en alimentos secos a los que se les incluye un porcentaje de croquetas blandas. La razón de ingesta es consistentemente superior en un alimento con 15% de croquetas blandas en comparación con un alimento sin inclusión.

Ambas texturas, blandas y crocantes, y sabores cárnicos se combinan sinérgicamente generando mayor atracción al alimento. Para esta evaluación las croquetas fueron producidas utilizando la fórmula propuesta por Callizo Aromas e incorporando el aditivo Zoasoft.

La elaboración de croquetas blandas requiere también prestar especial atención a la selección de los ingredientes de la fórmula, y al proceso de acondicionado y de extrusión. Estos van a ser claves para
producir con éxito este tipo de alimento. El secado, mezclado y envasado, son variables que también hay que manejar para asegurar que el producto mantenga
sus propiedades.

Con la inclusión de croquetas blandas en el mix de alimento se logra saltar una barrera hacia la humanización, lo que constituye una herramienta innovadora de marketing muy importante. Es un instrumento de mercadeo, de diferenciación, de relanzamiento y posicionamiento de la marca.

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 20:00