El cierre de una planta en la localidad de Sioux Falls, en Dakota del Sur, perteneciente al grupo cárnico estadounidense Smithfield Foods, propiedad de la china WH Group, quien es uno de los mayores centros de procesado de carne de cerdo en Estados Unidos, ha advertido del creciente riesgo para el suministro de carne del país por el impacto del Covid-19.

El cierre de la instalación es un duro golpe, pues contaba con aproximadamente 3.770 empleados, es una de las mayores plantas de procesamiento de carne de cerdo en Estados Unidos, y responsable por la producción de carne porcina de entre el 4% y el 5% del país.

El presidente y consejero delegado de Smithfield, Kenneth Sullivan, para quien “es imposible abastecer a los supermercados si las plantas no están trabajando”, comento: “El cierre de esta instalación, junto con la creciente lista de otras plantas de proteínas que han cerrado en nuestro sector, está empujando a nuestro país peligrosamente cerca del límite en términos de suministro de carne”.

Este martes se llevarán a cabo algunas actividades de procesado de productos en inventario, como parte de los preparativos para concluir el cierre completo de la planta, así lo ha informado la multinacional, que espera que una vez que las autoridades locales, estatales y federales, les proporcionen instrucciones adicionales, puedan reanudar las operaciones en Sioux Falls.

Smithfield seguirá pagando a sus empleados durante las dos próximas semanas y ha expresado su confianza en lograr evitar “que se unan a las filas de decenas de millones de estadounidenses desempleados en todo el país”.

Smithfield Foods fue adquirida en 2013 por la compañía china Shuanghui International Holdings, conocida a partir de 2014 como WH Group.

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 20:00