En esta ocasión quiero hacer referencia a un excelente artículo publicado en el Journal of Animal Science que da
una actualización muy profunda de este tema que ha estado girando alrededor de la industria de alimentos para
mascotas en los últimos años. En este documento se presenta un resumen acerca de la definición de esta enfermedad, sus causas, incidencia, manifestaciones clínicas, histopatológicas, diagnóstico, prevención y tratamiento.

Por supuesto el tema que como industria nos interesa más es la relación de esta enfermedad con las dietas comerciales existentes en el mercado. Intentaré resumiren este espacio la influencia de la dieta en la presentación de la CDM.

DIETAS BAJAS EN PROTEÍNA, TAURINA O PRECURSORES DE TAURINA

En general las dietas bajas en estos nutrientes se asocian a la CDM. Si es por baja proteína, dietas especiales para tratamiento de piedras de urato se asociaron probablemente a la deficiencia de aminoácidos esenciales y no esenciales
o la baja presencia de precursores para la síntesis de carnitina y taurina.

DIETAS ALTAS EN FIBRA, ESPECÍFICAMENTE DEL TIPO INSOLUBLE

Este tipo de productos puede disminuir la digestibilidad de la proteína en el intestino grueso, existen algunos estudios que muestran que la fibra insoluble puede llevar a una disminución en la disponibilidad de aminoácidos
azufrados con los subsecuentes resultados en la disminución de la taurina o de la carnitina. La fibra también puede influenciar la fermentación bacteriana en esta porción del intestino y al haber alteraciones se puede disminuir la
reabsorción de taurina.

Deficiencias en potasio, colina, carnitina, tiamina, cobre, metionina y cisteína también han sido asociadas a esta
enfermedad. Específicamente la taurina aunque no es considerada un aminoácido esencial en perros ha sido identificada como una posible causa de la CDM. Los estudios realizados para evaluar si la taurina debe ser considerada como un aminoácido esencial en perros no han sido concluyentes.

Parece ser que existen rangos de concentración de taurina específicos de raza ya que existen ciertas razas que se
asocian más a la CDM causada por la deficiencia de este aminoácido. El uso de ciertos ingredientes de origen vegetal en algunas dietas también orienta hacia la posible aparición de esta enfermedad en perros. La tapioca (Cassava) acumula glucósidos cianogénicos, estos compuestos para ser eliminados del organismo requieren de la presencia de aminoácidos azufrados por lo cual se disminuye su disponibilidad para la síntesis de taurina y carnitina.

No existe una correlación definitiva entre las dietas libres de grano y la incidencia de la CDM de acuerdo a los estudios realizados hasta ahora. Finalmente el autor concluye que algunos de los estudios encontrados en la literatura revelan conflictos y deficiencias en el muestreo, variables experimentales confusas y falta de información por lo que no existe una contundencia de relación entre la dieta y la CDM.

La CDM es una condición médica derivada de muchas causas que no se limitan a la dieta, por lo tanto deben
hacerse más estudios que tomen en cuenta no solo las dietas sino el metabolismo, la genética de los individuos
a estudiar y sus enfermedades para poder tener mejores conclusiones.

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 20:00