Si bien el COVID 19 perjudicó desde el inicio de 2020 y con ello el crecimiento de muchos productos, la industria del pet food pese a la situación mundial, lleva positivismo y crecimiento.  La pandemia  ha permitido convivir más a los dueños y sus mascotas, cambios y mejoras en sus estilos de vida los ha llevado a identificar qué es lo más conveniente para mejorar la calidad de vida de ambos.

Las tendencias han existido siempre, tanto en la industria del pet food como en otras orientadas a los seres humanos. Son una gran herramienta para la toma de decisiones en cuestión de nuestros productos o negocios. Es recomendable analizarlas frecuentemente para prepararnos “para lo que viene“ y mantenernos a la vanguardia. 

Por ello revisando las tendencias que están dando la vuelta al mundo en la industria pet Food, y ya revisado en columnas pasadas temas como el comercio electrónico, la sustentabilidad y los productos orgánicos toca que profundicemos en la personalización.

Podemos definir la personalización de productos como la especialidad que van tomando los productos en torno a diversos factores del consumidor como la edad, estilo de vida, enfermedades, etc. Es decir, no es lo mismo la dieta que debe llevar una persona de 80 años, a la dieta o ingesta calórica que tiene un adolescente de 15 años. Existen muchos elementos que van transformando a los productos en productos de especialidad, por que solo cierto segmento de mercado puede consumirlos.

En el caso de las mascotas está sucediendo un fenómeno muy similar, los dueños cada vez son más conscientes de la importancia de la salud de su mejor amigo y que como en su vida existen etapas importantes donde hay que seleccionar entre  comprar un producto u otro.

Cabe destacar que en el mercado de pet food ya existe un mercado de especialidad, por ejemplo, cuando las mascotas presentan sobrepeso o problemas digestivos podemos acudir al veterinario y él nos recomendará que debe consumir. Lo mismo sucede con las enfermedades en las mascotas el médico es el que de acuerdo con su peso, raza etc, recomienda sus medicamentos. 

Esta forma de consumo no cambia y siempre será la ideal, lo que cambia es que las marcas tradicionalistas y de supermercado tendrán que acercarse a la personalización y brindar soluciones específicas para mercados más especializados. Con ello acercarse más al consumidor y que el cuidado, alimentación y balance se cuide día con día en la mascota no hasta que presente un problema y acabe en el médico.

En relación con el empaque, la personalización lo requiere como arma fundamental para destacar los beneficios de consumo de los productos. Beneficios reales que tienen que ser trasmitidos al consumidor de forma fácil y comprensible esto les brindará diferenciación respecto a  otros productos.

Pero la personalización no se detiene, apoyada con el comercio electrónico y otras estrategias no dudo que en breve tendremos el crecimiento de empresas que realicen alimentos con fórmulas personalizadas en la mascota, y que el dueño pueda armar su selección con base en la experiencia y gustos de su mascota.

Como siempre lo destaco ¿qué tan listos estamos ante estas nuevas realidades? Lo importante es empezar a tomar conciencia y prepararnos, quizás haya una oportunidad de negocio muy interesante que sea momento de aprovechar o explorar.

Los invito a seguir mi canal de Envaplanet en youtube constantemente estoy tocando temas técnicos de envase y marketing que quizás también sean de su interés y utilidad ¡los espero!

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 09:00 to 20:00